Sample Lab o ¿Como puede ser todo gratis en una tienda?

¿Te imaginas entrando en un Corte Inglés en el que todos los productos sean gratuitos? ¿O en Zara? ¿Te imaginas una tienda en la cual todos los artículos en venta son gratis? Pues esa tienda existe y se llama Sample Lab.

El Tryvertising es un instrumento de marketing que, curiosamente, se ha puesto de moda. Proviene de Try-advertising, algo así como publicidad a partir de la prueba. Sample Lab fue la pionera en llevar este concepto a la práctica. Abre sus puertas el 25 de julio de 2007 en el edificio Iceberg, dentro de un centro comercian en el barrio Harajuku de Tokyo, después de haber creado una gran expectación. 

Sample Lab Tokyo
Sample Lab Tokyo

Su funcionamiento es muy sencillo. Previo registro, los clientes consiguen cada vez que visitan la tienda hasta 5 artículos gratuitos, o pruebas. Salsas de soja, cremas hidratantes, aparatos de gimnasia, medias, cartuchos de videojuegos, arroces, etc. La sala de muestras «todo gratis» atrae a más de 700 visitantes diarios. El registro es parte fundamental de la idea. Tiene un coste de unos 3 euros y luego hay que abonar una cuota anual (10 euros aprox.). Pero su importancia radica en que a partir de la información obtenida en el registro Sample Lab proporciona a las empresas la posibilidad de segmentar tanto su publicidad como su testeo de producto. Muchos son los que pagan gustosamente una cuota para ser los primeros probar un producto determinado. Además la tienda dispone de un taller de pruebas en el que a diario se pueden testear todo tipo de productos con las consiguientes «encuestas de satisfacción».

Como contrapartida, las marcas, que ceden gratuitamente productos para ser expuestos en Sample Lab, e incluso llegan a pagar hasta 2.000 dólares por dejar existencias de un producto durante 2 semanas, obtienen por una parte información de primera mano de su futuro mercado que en ocasiones rellena encuestas sobre el producto, y por otra consigue una publicidad que puede llegar a ser treméndamente viral.  

Además Sample Lab, al ofrecer productos gratuitos convierte a sus socios en grupos de interés. Se ha hecho muy popular entre los jóvenes y adolescentes que rellenan formularios online, en papel y mediante el móvil. Posteriormente, Sample Lab vende la información obtenida a las empresas.

El concepto fue creado por la agencia de publicidad japonesa Mel Posunetto y ya se ha exportado con éxito a otros espacios como el Sample Plaza en Shanghai, o Esloultimo en Barcelona. Hoy Sample Lab es una franquicia internacional

Espero verte de nuevo por aquí. Gracias por leerme. Y recuerda, si te ha gustado esta entrada, ¡Compártela!

2 comentarios en «Sample Lab o ¿Como puede ser todo gratis en una tienda?»

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies