Necesitamos mas caníbales en los negocios

Si detectas en tu negocio o empresa que podría existir un nuevo producto o servicio que pudiera sustituir al tuyo, bien porque es más eficiente, más sencillo, más económico, más fiable, más estético… Entonces tienes dos formas de actuar, y ambas están relacionadas con el canibalismo. Y es que existe una norma no escrita en el mundo de los negocios que todos conocemos pero que es treméndamente difícil de detectar, y mucho más de acometer:

“Cuando exista el mínimo peligro de que te coman, auto-canibalízate antes de que te canibalicen.”

Who needs books? En algún lugar de Nueva York...

Voy a utilizar como anti-ejemplo las editoriales de libros de texto. Me desahoga pensar en esto y aventurar el final de la tremenda tomadura de pelo a la que estamos siendo sometidos todos los españoles con los libros de texto de nuestros hijos. Los libros de texto de un niño de primaria o secundaria cuestan suponen entre 180€ y 200€. No entro ni en el coste real de su producción, ni en los pequeños “cambios estratégicos” que se introducen anualmente en los mismos, ni tampoco en la reducción de costes que supondría que los libros fuesen digitales, y ni que decir tiene lo que supondría que no existiesen libros de texto, ni en papel ni digitales (más abajo entenderás esta última posibilidad nada descabellada). Sin embargo me parece un tremendo engaño y un error por parte de las editoriales, y aunque bien podría ser el resultado de una flagrante ineptitud a la hora de encontrar salidas económicamente rentables al problema, o mejor aún, una huida hacia adelante tratando de comerse a bocanadas los últimos trozos de un gran pastel que se agota , si que existe una responsabilidad estatal a la hora de consentir tan tremendos beneficios (en 2008 las editoriales recaudaron unos 900 millones de euros) y a su vez vendernos una enseñanza gratuita. Sin perdernos en temas presupuestarios, lo que aquí nos ocupa y preocupa es la obcecación y negativa por parte de unos empresarios a canibalizarse e innovar.

Ocurre que la presión popular ha hecho que desde la administración se empiecen a prometer ordenadores personales para los alumnos en las aulas (y digo yo si no sería suficiente, igualmente efectivo y mucho más económico una tableta para cada alumno, como en Corea del Sur), y claro, hay que darles una utilidad mayor que la simple navegación por los mapas de Google (perdón por la simplicidad), y parece que negarse a los libros digitales supondrá un precio político muy alto que nadie querrá pagar. 

En 2009 ya se inició en Cataluña un proyecto piloto para introducir el libro digital en las aulas, algo parecido se está intentando en la Comunidad Valenciana y me imagino que por contagio o vergüenza en otras muchas comunidades. Y mientras, en un alarde de imaginación y ante la que se les viene encima, las editoriales han desempolvado sus escáneres de última tecnología, han convertido su biblioteca en pdf y los han encapsulado en tecnología flash con algunas ridículas animaciones y unas cuantas preguntas con sencillas autoevaluaciones. A todo esto lo han llamado libro digital y pretenden colárnosla de nuevo con un coste aproximado por alumno de 30€. Señores editores, gracias por este “regalo”, pero este no es el camino, esto no es innovar.

Paul Graham, programador, ensayista, promotor de Startups y gran conocedor del medio 2.0 estableció un criterio muy certero para reconocer la verdadera innovación: 

“Cuando vea una iniciativa que utiliza las nuevas tecnologías para dar a la gente algo que quiere y que no había tenido antes, probablemente esté viendo un vencedor. Y cuando vea algo que es una mera reacción a la nuevas tecnologías, en un intento de preservar una fuente existente de beneficios, probablemente esté viendo a un perdedor.”

@alles-schlumpf)" src="http://orlandocotado.com/wp-content/uploads/2011/10/orlando-cotado-web-20-Flickr-@alles-schlumpf1.jpg" alt="La información ya está a nuestro alcance." width="640" height="501" srcset="http://orlandocotado.com/wp-content/uploads/2011/10/orlando-cotado-web-20-Flickr-@alles-schlumpf1.jpg 640w, http://orlandocotado.com/wp-content/uploads/2011/10/orlando-cotado-web-20-Flickr-@alles-schlumpf1-200x156.jpg 200w, http://orlandocotado.com/wp-content/uploads/2011/10/orlando-cotado-web-20-Flickr-@alles-schlumpf1-150x117.jpg 150w" sizes="(max-width: 640px) 100vw, 640px" />

Veamos ahora lo que si es innovación y cómo esta nos puede hacer evolucionar hacia otra innovación todavía mayor.

Amazon lanza su servicio de alquiler de libros de texto con ahorros de hasta el 80%. Los libros podrán leerse desde un PC, desde un Kindle, dispositivos IOS, o dispositivos Android. Quizá por aquí podrían discurrir los derroteros editoriales si deciden canibalizarse finalmente y de forma real. Pero deben apresurarse en el intento porque si tardan en llegar quizá nos demos cuenta de que se puede dar todavía un pasito más allá de los libros digitales. Quizá nos demos cuenta de que cobrarnos por conocimiento enlatado precisamente en la era de la información es vender humo. Sería como intentar vender el agua de una fuente pública. Quizá nos demos cuenta de que la verdadera innovación y el futuro que más le conviene al ciudadano es apoyar a los docentes más didácticamente innovadores para que creen contenidos y los compartan gratuitamente por la red. En este sentido recomiendo echar un vistazo a webs como EducaConTIC y plataformas como Wikispaces.

Según afirma Jordi Adell, profesor de la Universidad Jaume I de Castellón, y gran defensor de la aplicación de las TIC en las aulas, en una interesante “Carta a los editores de libros de texto“:

Dicen que “el conocimiento quiere ser libre”. Quizá sea cierto. Lo que si es cierto es que la red ha cambiado las reglas del juego. Y Uds. se han dado cuanta tarde: no tenían preparada ninguna estrategia para los nuevos tiempos.

Fíjate bien en el texto anterior, más concrétamente en la frase “Se han dado cuenta tarde”, y procura no olvidarla cuando tu negocio tenga problemas. Analiza el problema llegado el momento y, si lo crees conveniente, no lo dudes, canibalízate antes de que te canibalicen. Innova, innova, innova

Espero verte de nuevo por aquí. Gracias por leerme. Y recuerda, si te ha gustado esta entrada, ¡Compártela!

email

, ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 26/10/2011

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si detectas en tu negocio o empresa que podría existir un nuevo producto o servicio que pudiera sustituir al tuyo, bien porque es más eficiente, más sencillo, más económico, más fiable, más estético… Entonces tienes……

  2. 30 frases celebres sobre marketing y fracaso que cambiaran tu filosofia empresarial - 29/10/2013

    […] 16.- ”La publicidad se basa en la observación de que un sujeto es en realidad dos: el que es y el que le gustaría ser”: William A. Feather, escritor y publicista estadounidense. Esta es otra de las básicas, si tuviese que enmarcar sólo 5 frases, esta estaría en el cuadro seguro. Sintetiza perfectamente el concepto de la Pirámide de Maslow que explica este post,  de la que tan buen uso hizo Steve Jobs cuando gestó el iPod que posteriormente autocanibalizó con el iPhone. Sobre la conveniencia de la autocanibalización puedes leer más aquí. […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies