Un cerdo no vende jamones

Sé tú mismo es la mayor mentira del Social Media y toda una antología del pleonasmo. De entre todos los consejos de la multitud de listas con 5 consejos para alcanzar el éxito a través de las redes sociales que comparten a diario los cargantes gurús entre los cuales espero nunca encontrarme, el que más inútil y probablemente el más repetido es el típico y tópico «Sé tú mismo». Como si existiera otra posibilidad. 

El Emprendedor Primerizo. Consejos sobre Social Media. "Sé tú mismo".

Pleonasmo: expresión en la que aparecen uno o más términos redundantes. Hace muchos años escuché este término a mi profesora de literatura y me pareció tan llamativo que nunca lo olvidé. Ya es triste que el curioso palabro sea de lo poco que consiguió hacerme recordar la Señorita Pilar.

Subir arriba, bajar abajo, salir afuera, etc, son algunas de las expresiones más representativas del susodicho. Y yo añado «Sé tú mismo»

La expresión «Sé tú mismo» es redundante por los cuatro costados; si eres tú, no hay más opción que la de ser tú mismo. Pero es que además no existe la posibilidad de ser otro, u otra. 

Si en Social Media alimentas un personaje que poco o nada tiene que ver contigo, tarde o temprano caerás. Pero esto no es nada especial. Ni lo ha descubierto el gurú de turno, que dicho sea de paso también se equivocan. Se trata simplemente de sentido común. Sabiduría popular. Enseñanzas ancestrales. No puedes actuar 24 horas al día; los habitantes de la casa de Gran Hermano lo tienen muy claro ;). 

Esto ratifica la imperiosa necesidad de alinear términos como pasión, dedicación, autenticidad y oficio. Si tu trabajo no te apasiona, no podrás defenderlo de forma íntegra. Ni en redes sociales ni en el 1.0. Pero ojo, esto no quiere decir que si no es así tengas que abandonar, ni mucho menos. Pero si tendrás que delegar. 

Por tanto si quieres añadir otro consejo a tu lista de 5 consejos de éxito en Social Media, añade esta metafórica frase: 

«Un cerdo no vende jamones».

Primero porque entre las dotes del cerdo no se encuentra la de ser un buen comercial. A parte de revolcarse por el barro y comer para engordar y morir, los cerdos no pueden hacer muchas otras cosas.

Aunque consiguieras convertir un ibérico de bellota en un gran vendedor intuyo que su fuerte nunca sería la venta de sus jamones. 

Para entendernos y continuar con la metáfora, sería más inteligente contratar a un ciervo o a un jabalí para tal cometido y que el cerdo se dedicase a cuidar de la buena alimentación de sus compañeros de granja. 

Quiero decir con todo esto que tanto en la vida como en Social Media (lo segundo no es más que una extensión de lo primero) no queda otra que ser auténtico.

Ni tan siquiera le otorgo categoría de consejo. Es que sólo puedes ser tu mismo, no puedes ser @Yoriento, no te esfuerces.


Antes de despedir el artículo déjame hacerte 2 recomendaciones que poco tienen que ver la una con la otra. La primera es que una vez me he desahogado y te he soltado esta parrafada, lo que me viene a la mente son dos mujeres que encarnan como nadie esta autenticidad de la que te hablo y a las que sigo con devoción; son Manuela Battaglini (@ManuelaBat) y Sonia Díez (@SoniaDiez). Ambas saben un rato de Social Media pero lo realmente interesante son sus pensamientos reales, valiosos, auténticos y sinceros.

Y la segunda recomendación, sin duda menos importante que la anterior, es que no olvides suscribirte a este blog para no perderte el siguiente artículo que ya está en el horno ;).


Suscripción al Blog del Emprendedor Primerizo

Imagen de Jorge del Prado bajo licencia Creative Commons en Flickr

23 comentarios en «Un cerdo no vende jamones»

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies