Carta abierta a «mi» Banco que tanto «apoya» la cultura emprendedora

Esta misma semana he recibido una carta del banco. En los tiempos que corren recibir una carta con semejante remitente y con un formato diferente al habitual supone, cuando menos, un buen susto. Pero no, en esta ocasión es un regalo. Un «regalo envenenado» de mi gran amigo el Banco X que tanto entiende la cultura emprendedora.

Carta del banco que nunca apoyó una cultura emprendedora

Resulta que «mi» Banco X ha decidido, dadas mis saneadas cuentas (sólo tengo dos hipotecas con ellos), obsequiarme con un préstamo más. Ya que hace algún tiempo no entendieron la cultura emprendedora que suponía financiar una idea de negocio novedosa y «bien planteada», ahora, arrepentidos, han decidido apoyar esa cultura emprendedora con un préstamo personal. Quieren «regalarme» 12.000 € a un módico tipo de interés que me imagino ridículo pues ni siquiera lo mencionan y con una letra pequeña que tampoco será muy sangrante pues ni siquiera la adjuntan. 

Pero resulta también que, en esta ocasión, y sin que sirva de precedente, la memoria todavía no me ha traicionado. Y si mal no recuerdo situaciones similares a esta son las que han dado con nuestros huesos en el negro pozo de la recesión, la crisis de liquidez, la burbuja inmobiliaria, la subida de la prima de riesgo y todos esos tristes términos económicos que ahora tan mal nos suenan. 

También creo recordar que nos hemos hundido (entre otras muchas razones) porque precisamente «mi amigo» el Banco X, que no apoyó la cultura emprendedora y si la cultura del ladrillo, se creyó muy listo concediendo préstamos cuyo riesgo de devolución no era alto sino gigante, y no era riesgo sino seguro de no devolución, creyendo que las propiedades que garantizaban los mismos aumentarían su valor hasta el infinito, y a su vez haciéndonoslo creer a nosotros que aceptábamos gustosos una sobrevaloración que le «colábamos» a nuestro «amigo el director» para comprar el coche, hacer el viaje a Japón o amueblar el pisito con ese estilo Minimal-Fashion que tanto le funcionaba con las tías a «El Duque». Ahh, y en todo caso, por si todo se hunde, «mi amigo» el Banco X se reserva la no-dacción en pago. Esa de la que clara y pausadamente nos habló nuestro director del Banco X y que nos recordó y aclaró previo a la firma el Sr. Notario, gran protector del ciudadano de a pié. 

Está claro, y me alegra, que a estas alturas no descubro nada nuevo con esta parrafada. Lo que me llama poderosamente la atención es que ya hayamos vuelto de nuevo a las andadas Sr. Banco X. Nosotros no le hemos salvado de la «quema» para esto. Hemos avalado su «solidez» para que viva de una forma sana. ¡No se hace un trasplante de pulmón a un fumador! Les hemos ayudado para que de una vez por todas apoye la cultura emprendedora.

No se fíe de mi, no se fíe de nadie, no crea que me será fácil y sencillo devolverle estos 12.000 € que con tanta alegría quiere prestarme ahora. Sr. Banco X, me engañó Ud. una vez, me engañó Ud. dos veces, incluso tres y cuatro. Pero puede que ahora sea yo quien le engañe. Cuidado «amigo». 

Lo que de verdad espero queridos conciudadanos y emprendedores es que, a diferencia de «mi amado» Banco X, nosotros si hayamos aprendido la lección. Este mundo puede ser todo lo complicado que queramos hacerlo pero también podemos resumirlo hasta la ridiculez más absurda e ineficaz, y puestos a decidir casi lo prefiero. Mi padre solía decirme:

Si no tienes dinero para ir al cine, no vayas; y si tienes que pedir prestado que sea para invertir, no para gastar«.

Es así de simple. 

Siento ser drástico y desagradable para terminar este artículo, pero si no lo escribo reviento. Pedir un préstamo para irte de vacaciones es una aberración.  

Señor Banco X, ya no nos engaña Ud. más. Sólo queremos préstamos para crear empresas. ¡¡Ahh, que de esos no tienes dices!!

Creo que haciendo circular esta carta no conseguiremos que «mi» Banco se replantee su «cultura emprendedora». Pero quizá consigamos que más emprendedores focalicemos nuestro esfuerzo en una dirección más inteligente. 

, ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 02/02/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Carta abierta a “mi” Banco que tanto “apoya” la cultura emprendedora El mismo banco que hace años no entendió la cultura emprendedora que proponía una idea de negocio novedosa, ahora me «regala» dinero envenenado. ……

  2. Carta abierta a mi banco que tanto apoya la cultura emprendedora - 22/03/2012

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Carta abierta a mi banco que tanto apoya la cultura emprendedora orlandocotado.com/2012/emprendedores/carta-abierta-a-mi-b…  por photon_man hace 5 […]

  3. Las 2 oscuras tácticas que los bancos nunca reconocerán - 11/12/2014

    […] (5) Ni que decir tiene, pero por si acaso, nunca financies consumo, solo inversiones. […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies