¿Huelga? No se apaga el fuego con gasolina

Por más que no os guste a algunos, lo siento, estoy totalmente en contra de esta huelga y todas las huelgas. Vivimos la que dicen es la peor crisis de la historia y en este País pensamos que lo arreglaremos dejando de trabajar. No señores, si esto tiene algún arreglo, como decía Tristán Elósegui (@tristanelosegui) esta mañana en su Twitter, sería trabajando más y mejor.

Pero nuestro problema va mucho más allá. La famosa crisis internacional que asola a parte del planeta, unos ya la han pasado y otros están en fase de salida. Pero nosotros no. Nosotros nos hemos instaurado en ella. Esta es una de las acepciones que da el diccionario de la Real Academia Española de la palabra Crisis: «Situación dificultosa o complicada». Tiene 6 acepciones más, y todas ellas suscitan un carácter temporal, pasajero, pero parece que aquí, en España, el tiempo pasa despacio, muy despacio. La pregunta clave es ¿por qué no salimos de esta situación? Más abajo os daré mi humilde opinión al respecto.

«Esto no es una crisis, es la realidad que nos ha tocado vivir, y viviremos durante mucho tiempo.»

Yo suelo decir que debemos acostumbrarnos a esta situación, esto no es una crisis, esto es la realidad que vamos a vivir durante mucho tiempo, aprendamos a vivir con ella y en ella, pensemos y actuemos en consecuencia como NO lo hemos hecho antes. Trabajemos más y sobre todo hagámoslo mejor como dice Tristán. Pero sobre todo, ya está bien de confiar en que «otros» nos saquen de un pozo en el que nos hemos metido solitos. Y si, me estoy refiriendo a políticos, sindicatos, instituciones varias, etc

España sufre una "crisis de educación"

España sufre una "crisis de educación"

Creative Commons License Photo Credit: Andrew Becraft via Compfight

 

¿Por qué España no acaba de salir de la crisis?

Lo que sigue a continuación es mi opinión. Evidentemente no tiene ninguna validez salvo para mi, y para ti si quieres. Pienso humildemente que no saldremos en mucho tiempo de esta crisis, es decir, no mejoraremos como País por educación. Por nuestra deficiente educación recibida. 

Seguimos y seguiremos en crisis por nuestra educación. Por nuestra mala educación, por nuestra mentalidad de balones fuera, por nuestra actitud servil, por nuestra confianza proteccionista, por nuestra poca iniciativa y sobre todo por la propensión a que nuestro problemas los han generado otros y los arreglarán otros.

El otro día leía en el blog Sofi in the city de la genial Manuela Battaglini (@manuelabat) un artículo dirigido a los #nimileuristas de cualquier edad. En este artículo Manuela ofrecía datos tan demoledores como que el paro juvenil está en España al 50%, el doble de la media europea.

El artículo de Battaglini también reflejaba que según un estudio que el portal de empleo Monster realizó en 2010 un 72% de los españoles quiere ser funcionario, y sólo el 4% empresario.

Es muy fuerte, la máxima aspiración de 3 de cada 4 españoles es vivir de papá estado.

Esto es un vídeo de Youtube con una entrevista al periodista especializado en desarrollo personal Sergio Fernández (@Sergi_Fernandez). No tiene desperdicio, os la recomiendo. En ella Sergio ofrece acertadas pautas para salir de esto y sobre el porqué nos hemos metido en esto. Se habla de otro dato escalofriante:

«En Estado Unidos el 65% de los jóvenes se autoemplean, en Europa el 40%, en España el 4%».

Permitidme que cite otro artículo que suscribo al 99% del periodista y casi escritor David Jiménez (@DavidJimenezTW). El artículo se titula El Triunfo de los Mediocres, y viene retratar de forma genérica un País en que nos hemos acostumbrado a la mediocridad, a confiar en que otros arreglen nuestros problemas mientras nos enfadamos para que los guiñoles franceses no «se pasen» con «nuestros» deportistas. Os dejo un par de extractos: 

…Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo trece veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado. Mediocre es un país que no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir…

…Es mediocre un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada -cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada. Un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que se insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza…

Cuando digo que suscribo el artículo (sólo) al 99% es simplemente porque no me considero mediocre, y por suerte, conozco a mucha gente que tampoco considero reflejada es esta genérica descripción. Las generalizaciones siempre asumen ciertos errores pero como retrato general me parece muy acertado.

Dicho esto creo que he respondido de forma fundada al problema de nuestra situación. Puede que el disparador de la crisis haya sido la burbuja inmobiliaria, el sistema financiero, que se yo. Para eso están las agencias de calificación, los gurús y los estados que tan bien predijeron. Pero lo que está claro que todo eso no es lo que nos mantiene dentro.

Lo que nos mantiene en esta desastrosa situación (¡y bajando!) es nuestra educación. Nuestra confianza en papá estado, nuestra aspiración a vivir de un «sueldo seguro» cuando lo único seguro es que en un futuro, seguro que tendrás que vivir de tu cabeza. No habrá sueldos, no habrá grandes corporaciones en las que trabajar. Tu y tu talento serán tu única forma de vida.

Pero no te preocupes, si buscas que alguien te solucione la papeleta estás de enhorabuena, yo lo voy a hacer. He aquí la solución:

Sólo puedo contribuir a crear un futuro mejor con la educación de mis hijos. Enseñarles que su destino lo escribirán ellos y sólo ellos, y que es su responsabilidad hacerlo. Educarles en una actitud emprendedora, responsable, social, mantenible y proactiva frente al servilismo, la irresponsabilidad y el exceso de proteccionismo actual.

Y a continuación, amigos míos voy a seguir trabajando y pensando en cómo podemos seguir mejorando. En cómo puede Ivan Cotado Diseño de Interiores convertirse en un estudio de interiorismo diferente, centrado en crear negocios a pesar de, y labrándose su propio futuro. Porque por aquí pensamos que haciendo las cosas bien y de forma diferente se puede vivir, nosotros lo hacemos, y si, tenemos trabajo, aunque suene raro, pero no es por suerte ni por casualidad.

Por último os dejo una sensación muy particular, lo único pesimista que leeréis en este artículo: «Algo me dice que si en España las huelgas fueran a la japonesa no las secundaría ni el tato.»


Os dejo otro post de Marc Vidal (@MarcVidal) con sus razones para no secundar la huelga. Totalmente de acuerdo.

Actualización 3 de abril de 2012: También os linkeo este otro post de Amalio Rey (@arey) con otro punto de vista sobre la huelga y nuestra situación. Aunque parezca mentira, también estoy en consonancia con este pensamiento. Esto podría parecer una alegoría del tópico gallego de la escalera, pero no lo es, se trata simplemente de trabajar más y mejor. Pero como dice Amalio, no debe haber un pensamiento único, no tienes porque emprender. Tu solución, nuestra solución también puede estar en la cuenta ajena, o en el funcionariado. Pero con una premisa: trabajar más y mejor. Y por supuesto, muy a favor de la lucha por los derechos de cada uno, faltaría más.

,

8 Responses to ¿Huelga? No se apaga el fuego con gasolina

  1. Periko 29/03/2012 at 12:00 #

    Totalmente de acuerdo contigo. Habrá que ver ahora qué hacemos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 29/03/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¿Huelga? No se apaga el fuego con gasolina ¿Huelga? Sólo puedo contribuir a crear un futuro mejor con la educación de mis hijos. Enseñarles que su destino lo escribirán ellos y sólo ellos, y que es su responsabilidad h……

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies