¿Dónde radica la esencia del emprendedor? #Emprendoelreto

¿Dónde radica la esencia del emprendedor? Llevo mucho tiempo dándole vueltas a esta cuestión y lamento decirte que todavía no he encontrado una respuesta exacta. Sin embargo creo que empiezo a vislumbrar el camino correcto, el que lleva al centro generador de la fuerza emprendedora, al núcleo del éxito. El camino al corazón del triunfo.

¿Dónde radica la esencia del emprendedor? #Emprendoelreto. Gabriela Andersen cruzando la meta antes de desfallecer en Los Ángeles 84 durante la primera maratón olímpica femenina de la historia.Emprender no es simplemente montar un negocio. Abrir un bar, una tienda de moda, una red social, una startup… o 100 startups no significa necesariamente ser emprendedor. Emprender es una actitud. Es más, un emprendedor ni siquiera requiere crear un negocio para serlo. De hecho, el mayor emprendedor que conocí era funcionario.

Según la Wikipedia, Actitud es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas, o ante las cosas que le suceden -añadiría yo.

Dada la situación actual, la actitud se me antoja vital. Y cuando digo vital, quiero decir vital. La actitud marca la línea entre vivir o morir en el mundo de los negocios, y siento ser tan duro.

A tu actitud es a la que voy a apelar ahora. ¿Qué actitud tienes ante la crisis? No respondas todavía, déjalo para el final del post. Se que estarás valorando si tu actitud es positiva, o negativa. Pero no me vale esa respuesta vacía. Repito, déjalo para el final del post y sabrás fehacientemente cuál es tu actitud.

#Emprendoelreto

Para empezar a comprobar de qué pasta estás hecho/a te voy a proponer un reto al que llamaremos #Emprendoelreto, he querido darle categoría de hashtag para poder hablar de ello en Twitter. Como ves no hay muchas más opciones: ¿Aceptas? ¿o no aceptas?

Cada vez estoy más convencido de que el camino al éxito está inexorablemente lleno de fracasos, de errores, de tropezones, y sobre todo de esfuerzo y superación. Alguien dijo una vez que si en la encrucijada te encuentras con un camino claro y uno lleno de espinas, debes elegir el espinado.

Todavía no tenemos claro dónde está la esencia del emprendedor y por tanto la clave del éxito, pero como te decía al principio ya sabemos qué camino elegir, el espinado.

¿Qué pasaría pues si convertimos el camino en el objetivo? ¿Cambiarán nuestras vidas si nos centramos en estas dos palabras: esfuerzo y superación? ¿Lo intentamos? Yo digo SI #Emprendoelreto. ¿Y tú? No respondas todavía. Sigue leyendo.

Voy a contarte una historia para ilustrar este asunto y quizá encontremos juntos la esencia del emprendedor. ¿Sabes quién es Gabriela Andersen-Schiess?

Gabriela Andersen, la mujer que cambió el atletismo

Gabriela Andersen-Schiess es la mujer que cambió para siempre la historia del atletismo, del olimpismo, y espero que cambie la tuya y la mía.

Nos situamos en 1984, hace casi 30 años, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. En aquellas olimpiadas se corría la primera maratón femenina olímpica de la historia. Antes del 84 la maratón femenina no era olímpica pues los médicos consideraban que el cuerpo de una mujer era incapaz de aguantar tanto esfuerzo.

50 participantes tomaron la salida en un día caluroso y con una humedad relativa asfixiante. Sólo 44 acabaron la prueba. Entre ellas se encontraba Gabriela, que durante los 42,195 km de la prueba realizó un esfuerzo sobrehumano que pasó a formar parte de los anales del olimpismo.

La dejamos continuar porque todavía se veía sudor en su cuerpo. Señal de que todavía quedaba alguna ínfima reserva en su maltrecho organismo -confesaron después los médicos.

Resistió calambres de todo tipo y se negó a ser atendida para no ser descalificada. Es necesario recordar que gracias a aquel incidente en la actualidad los médicos pueden atender en carrera a un atleta sin que este sea descalificado. Por aquel entonces si te tocaba alguien estabas fuera. Y Gabriela quería cumplir su sueño: llegar a la línea de meta. Y vaya si lo hizo.

Aquella carrera la ganó una atleta estadounidense cuyo nombre no recuerdo y no me apetece googlear. Gabriela acabó en el puesto 37, pero consiguió su objetivo; –“El esfuerzo valió la pena, el objetivo no era ganar”.

A continuación puedes observar el vídeo de la llegada de Gabriela al estadio. Cumplió la última vuelta en unos interminables 5 minutos y tras cruzar la línea de meta exhausta y deshidratada se desmayó. Las imágenes son de baja calidad pero realmente duras, a la vez que alentadoras. Gabriela tuvo que ser atendida por los equipos médicos durante más de dos horas una vez finalizada la carrera.

Te emplazo a que después de verlo sigas leyendo el final del post para comprobar si realmente estás preparado para #Emprendoelreto.

Lo habré visto 100 veces y todavía me emociono con la llegada.

Como ya he dicho te voy a proponer un reto. Un reto que demostrará si estás dispuesto a esforzarte y sufrir por un objetivo. Y como reto que es, debe ser ambicioso, un reto que superaremos juntos. No importa la distancia y la dificultad. Lo haremos juntos.

Vamos a correr una maratón. Si, has leído bien. Vamos a correr una maratón. La más ambiciosa de las carreras.

No soy profesional, no soy atleta, ni siquiera he corrido más de 5 km seguidos en mis mejores días. Pero Gabriela Andersen nos enseñó que se puede, que el objetivo no es llegar. Que el objetivo es el esfuerzo, la superación… el camino.

No importan los kilómetros que seamos capaces de hacer, importa el esfuerzo, la lucha, superar nuestros límites, vencer nuestras ataduras y salir de nuestra zona de confort. Esta es la ruta abierta hacia de las nuevas oportunidades.

#Emprendoelreto tiene mucho de promesa pública. Se que si os lo prometo a vosotros y vosotros me lo prometéis a mi… lo conseguiremos. Por eso he creado el formulario, para que todos nos conozcamos, nos ayudemos, nos divirtamos, nos esforcemos, suframos… y consigamos superarnos. ¿La vida misma no se trata de esto?

Apuntándote en el formulario de #Emprendoelreto asumes: (1) Que el esfuerzo es tu objetivo. Y que estás dispuesto/a contigo mismo a luchar por ese objetivo. (2) Que desafías a la situación actual y la enfrentas con esfuerzo, convencimiento, tesón y dedicación máxima. (3) Que conseguirás tu objetivo sea cual sea: 2 km; 5 km; 10 km, 21 km, 42 km… (4) Que después de #Emprendoelreto serás mejor persona y mejor emprendedor, si cabe.

Ahora ya estás preparado/a para responder a la pregunta: ¿Cuál es tu actitud? ¿Aceptas #Emprendoelreto? 

¡Acepto #Emprendoelreto!

Puedes seguir la evolución de la iniciativa en Twitter mediante el hashtag #Emprendoelreto.

Actualización (10/10/2012). Primera carrera: A Coruña 10.

Inscribirse en #Emprendoelreto  |  Ver participantes

email

, , ,

7 Responses to ¿Dónde radica la esencia del emprendedor? #Emprendoelreto

  1. Jose Ignacio Bustamante 11/02/2014 at 21:41 #

    Leer tus posts me transmite mucha fuerza Orlando.

    • Orlando Cotado 12/02/2014 at 15:00 #

      Muchas gracias José Ingacio. No te imaginas la ilusión que me hace leer esto. Salu2.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 05/09/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¿Dónde radica la esencia del emprendedor? Llevo mucho tiempo dándole vueltas a esta cuestión y lamento decirte que todavía no he encontrado una respuesta exacta. Sin embargo creo que empiezo a vislumbrar el camino correc……

  2. Fuera de control | El Emprendedor Primerizo - 04/02/2013

    […] trataba de la quinta carrera desde que hace cuatro meses iniciara la aventura #emprendoelReto con objetivo “correr una maratón”, y la afrontaba con ilusión por las expectativas […]

  3. 10 consejos para emprendedores que aprendí del running (I) - 24/07/2013

    […] leyeras sobre el origen, y el fin, de todo esto. El inicio de mi afición por correr radica en la búsqueda de la esencia del emprendedor. Así nació esta historia, así […]

  4. A Coruña 10, primera parada de #Emprendoelreto - 19/05/2014

    […] algunos ya sabéis hace algunas fechas comenzaba #Emprendoelreto. Un proceso de búsqueda de la esencia del carácter emprendedor por los espinados caminos del […]

  5. Ganar y sufrir... o morir en #emprendoelReto - 19/05/2014

    […] que necesitaba un reto, y casi por inercia lo busqué. Recuerdo perfectamente el momento en el que escribía este artículo. Quería dejarlo por escrito. Una especie de testamento público. La decisión era emprender en […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies