Apuesta por la desinformación y deja de leer

El artículo de hoy es muy simple. Es el reflejo de una sensación que lleva tiempo rondando mi cabeza y hoy ha tomado forma definitivamente. Algo así como aquella burbuja que todo el mundo vaticinaba que iba a estallar y al final nos explotó en la cara sin que nadie hiciese nada al respecto. Seré breve.

Apuesta por la desinformaciónLlevo tiempo observando como las suscripciones al blog aumentan en ratios crecientes con cada post, las visitas han crecido casi un 50% en el último medio año, se han multiplicado las ofertas de colaboración en blogs externos (actualmente Bloguismo y CuVitt), han crecido las posibilidades de proyectos de interiorismo surgidas en la blogosfera, mi número de followers crece más de lo merecido -entiendo-, etc.

Sin embargo, tengo la sensación, y sólo es un sensación de momento, de que cada vez se presta menos atención a los streams en Social Media, llámense timelines, feeds, content curators o perico de los palotes.

Cuando digo que sólo es una sensación, de momento, lo digo porque no he encontrado datos que lo justifiquen. Por ejemplo, el tiempo de permanencia en el blog es exactamente el mismo desde hace un año, aproximadamente 2:30 minutos de media. Y el ratio Páginas/Visita también, 2,5 aproximadamente. Los porcentajes de RT, Likes y +1 vienen siendo uniformes… no se. Llamémosle intuición femenina, que tendría su peso si no fuera porque nací varón.

Quizá se trate de uno de estos miedos infundados similar al que se da en las sospechas de adulterio, en las que a partir de un simple olor extraño eres capaz de montarte toda una película con moteles, viajes, lujosos regalos y doble vida incluidos. Pero que al final casi siempre resultan ser reales, no hay más que visitar o leer sobre Ashley Madison. Un par de curiosidades off topic al respecto: más de 630.000 usuarios registrados en España, el 40% de pago, más de 6M€ de facturación. Un 5% más de mujeres casadas registradas en España que en el resto del mundo. Ahí queda eso.

Volviendo al tema. Ya que estamos te detallo alguno de esos miedos infundados: RT’s sin tiempo ni apariencia de haber leído el contenido enlazado, RT’s de todos los tuits emitidos, multitud de carahuevos, Likes contínuos, comentarios sin sentido, sin valor, retóricos, repetitivos… Artículos en blogs duplicados, triplicados, refritos, sofritos… Listas de 10 consejos, 5, 4, 3… Cómo conseguir trabajo en Linkedin, cómo mejorar tu currículo en Linkedin, cómo posicionarte como experto en Linkedin… En fin, si alguien puede confirmarme que mis miedos son infundados, por favor que me escriba, me quedaré más tranquilo.

Hemos dejado atrás la Era de la Información y nos encontramos con tal cantidad de sobreinformación que resulta tedioso separar el grano de la paja. En 1971, en los inicios de la Era de la Información, Herbert Alexander Simon, a la sazón premio Nobel de Economía en 1978, escribió algo a tener en cuenta por el marketing empresarial actual, y muy especialmente por el marketing online:

“En un mundo rico en información, la abundancia de información implica la escasez de alguna otra cosa, la escasez de aquello que la información consume. Y lo que consume la información es muy obvio: la atención de sus destinatarios. Luego la abundancia de información crea pobreza de atención.” –Leer artículo completo-.

Entre unas cosas y otras es probable que la desatención (falta de atención) sea ya un hecho, pero digo más, apuesto porque la desinformación provocada por esta falta de atención llegue a ser un deber. Me explico.

A partir de la lectura continua, sistemática y endogámica de los mismos o similares artículos e informaciones no es posible generar evolución. “Dejemos de leer pues”. Comentaba Ferran Adrià en una charla sobre innovación que “sabrás que estás haciendo vanguardia cuando recibas palos por todas partes. Si haces vanguardia los demás no la entenderán y te criticarán con dureza. Si todos entienden lo que haces es que no es vanguardia.”

Es posible que sea un simple aburrimiento pasajero, ojalá. O quizá sea el preludio de otra burbuja de esas, los temblores preliminares de un profundo cambio en el saturado mundo digital que nos abruma. Dicen que días antes del crack del 29 Joseph Kennedy, padre del asesinado JFK, ordenó la venta de todos sus valores mobiliarios. No perdió ni un sólo dolar en el crack. Cuentan que después de oir hablar sobre bolsa a dos limpiabotas llamó a sus agentes y les dijo: “si en un mundo tan complicado como el de las inversiones bursátiles los limpiabotas pueden introducirse y operar con normalidad, algo muy peligroso está sucediendo en ese mundo.”

Por internet circulan cientos de webs que atribuyen este hecho al limpiabotas de Rockefeller, pero ya ves, la historia, a veces, tambien se equivoca.

Imagen bajo licencia CC de Alles-Schlumpf en Flickr.

email

,

13 Responses to Apuesta por la desinformación y deja de leer

  1. Jacinto Llorca 04/10/2012 at 00:32 #

    ¡Qué gran post Orlando!

    Me dejas pensando sobre lo que dijo Adrià y los posts de “10 claves” que alguno también he escrito yo, aunque orientado a otro tema…

    Es difícil. Creo que ser vanguardista es algo que debe salir por si solo, no se puede forzar, va por dentro. Es como el liderazgo, yo soy de los que piensan que el 90% ya viene de serie y que la formación en liderazgo queda en un cúmulo de buenas intenciones que se quedan en un powerpoint…

    Ese vanguardismo no se puede inventar. Es como fingir algo que no se es, al final se nota y es un desastre.

    Vivimos en una época muy turbulenta, de expertos/gurús dospuntocero que no aportan valor y no son auténticos, vivimos en un entorno en el que cualquiera tiene un blog y parece que sabe de qué va la cosa, cada día hay algo nuevo que parece ser la nueva tendencia… y posicionarnos como profesionales y empresas en este contexto parece complejo, pero sin embargo creo que la autenticidad siempre prevalencerá por encima de todo. Y cuando por ser auténticos hay quien mira mal, hay envidias, zancadillas o se hace como que “no sabía que estabas por aquí” quizás sea un síntoma de que algo se está haciendo bien, como decía Adrià.

    No sé si me explico, es un tema complicado que merece ser bien reflexionado con detenimiento… 🙂

    Un abrazo y una vez más enhorabuena por tu blog

    Jacinto

    • Orlando Cotado 04/10/2012 at 12:41 #

      Gracias Jacinto, ya sabes que valoro especialmente tus alabanzas.

      Respecto a lo que comentas… claro que es difícil y complicado. Estoy de acuerdo en que gran parte del liderazgo, incluso de la propensión a la vanguardia, vienen de serie. Pero si creo que se puede hacer mucho por esa búsqueda (al menos) y sobre todo por ser realistas, dejar de seguir la corriente, ser conscientes del lugar que ocupamos y decidir a dónde queremos ir.

      Evidentemente tener un blog no te hace experto en nada, pero si haces lo mismo que la masa, has de saber que sólo podrás llegar a donde otros ya han estado. Nada más, sólo ser consciente y actuar en consecuencia.

      La “herramienta” de Adrià para detectar tu posición es muy buena. Risto Mejide tiene otra similar en su bio de Twitter con la que comulgo bastante: “Si lo que dices no molesta a nadie, es que no has dicho absolutamente nada”.

      Al fina este artículo es el resultado de ver pasar por mi timeline las mismas historias contadas de infinitas maneras, y me aburre. Me aburre y me conciencia de que NO estamos haciendo vanguardia, estamos siguiendo la corriente, al menos la mayoría, entre los que NO te incluyo. Tu blog está entre mis imprescindibles.

      Un abrazo.

  2. morgana 04/10/2012 at 09:49 #

    Totalmente de acuerdo. Hace ya dos o tres años noto un grado tal de saturación que no me es posible siquiera atender a una sola red. Como diría Mota “se me va el vino en catas” y me distraigo con mucha facilidad. Tanto twitter como G+ o Facebook tienen tanto dentro que necesitarías 4 vidas para seguirlos. Y de los blogs mejor no hablamos, cuando el google reader llegó a tener 1000 entradas por leer lo abandoné. Es imposible estar al día de todo lo que interesa. ¿Solución? Tal vez quedarte con 4 amigos en el FB, otros cuatro en las otras redes y leer sólo 10 blogs que te llamen. No da tiempo a más. Si no al final acabas mirando las 3 fotos del artículo de turno y dejando un comentario insulso. Y eso ya consume su tiempo…

    Tal vez por ahí vayan los tiros, en separar el grano de la paja (y ese proceso y el resultado serán distintos para cada cual) y aprender a dar prioridades.

    • Orlando Cotado 04/10/2012 at 12:47 #

      Hola Morgana, qué tal?

      Me ocurrió lo mismo hace tiempo con mi Google Reader. Lo solucioné con dos acciones:

      1ª.- Me pasé a Feedly, mucho más agradable y visual. Funciona con las fuentes del Reader.

      2ª.- y más importante, me creé una carpeta llamada @imprescindibles. Ahí sólo tengo 15 blogs, si entra uno, otro sale. Sigo teniendo mis otras (cientos) fuentes, pero sólo las consulto cuando estoy ocioso. (La “@” sirve para que cd ordenas alfabéticamente aparezca la primera).

      No es la solución a todo el problema planteado pero es un buen comienzo.

      Por cierto, el blog del comentario encima del tuyo (Jacinto Llorca) es uno de los que forma parte de mi carpeta @imprescindibles, deberías consultarlo, te vendrá de fábula 😉

      Saludos y a por esa vanguardia 😉

  3. Juan 04/10/2012 at 23:06 #

    Hola Orlando, me encanta tu blog, la principal razón de que lo sigo leyendo, no es por que comienzo a emprender, sino porque no hay aires de experto en X o Y. En lo personal, creo que un buen filtro en medio de la saturación de información en la que vivimos, es precisamente encontrar las voces que te dicen “me he equivocado haciendo mal esto o aquello” o bien “no se hacer esto o aquello”, lo llamo el filtro de la humildad.

    No entiendo el pavor al error. Somos consumistas de “perfección”, nos encanta saber sobre las vidas “perfectas” de las estrellas, empresarios exitosos y cuando uno falla a esas expectativas, los desechamos.

    Yo me cansé de oir a los auto nombrados “expertos”. Prefiero que me cuenten de los errores, ahi está la sabiduría, precisamente como dijo el rey sabio: “no hay nada nuevo bajo el sol”. En México tenemos un dicho que dice “dime de que presumes y te diré de que careces”.

    Hace tiempo en un foro para empresarios locales, un joven “coach” fue a darles cátedras a los empresarios de toda la vida, a media plática un anciano se pone en pie e interrumpe al orador y le dice: “Hijo, hablas muy bien y está interesante todo lo que nos prometes, pero dime, cuantas empresas tienes?, cuantas has levantado desde cero?” lo hizo temblar y contradecirse hasta que obviamente salió la respuesta, “ninguna”, dijo.

    La desinformación es necesaria, necesitamos purgarnos tanta información útil que a fin de cuentas no nos sirve porque terminamos queriendo hacer todo y no hacemos nada.

    Un saludo desde México!

    Juan Rubalcava

    • Orlando Cotado 05/10/2012 at 13:39 #

      Gracias Juan por tus generosas palabras.
      Nunca he querido engañar a nadie. Mi única intención es contar mi experiencia y aprender de los demás.
      Un saludo, seguimos en contacto 😉

  4. Alberto Sarmiento 05/10/2012 at 01:43 #

    Brillante. Has escrito sobre lo que todos pensamos, intuimos, sin poder certificarlo. ¿Nos convertiremos en retuiteadores de los demás? ¿Qué valor añadido podremos así aportar a nuestros clientes? ¿Cómo parar esta bola de nieves? ¿Cómo se puedes seguir a 100.000 personas en twitter? ¿No llega a ser un menosprecio?

    • Orlando Cotado 05/10/2012 at 13:38 #

      Pues quizá si es valorar muy poco tus fuentes si sigues a muchas Alberto, puede que tengas razón.
      Sobre lo parar esta corriente… está claro. Bajarse de la moto, y reflexionar.
      U saludo.

  5. Orlando Cotado, respetuosamente; entonces es cierto lo que sospechaba y sos molestaba del tiempo en linea en redes sociales mas otros detalles, hay demasiada informacion y entonces solo queda utilizar el intelecto y la experiencia para quedarse con que se puede digerir y sentir gusto. personalmente solo entro a facebook unos minutos pues me he dado cuenta que es como meterse a un laberinto, si bien es bueno informarse de lo que pasa, tambien tenemos amigos con quien ir a tomar un cafe, o conversar en el trabajo o la calle solo por dar un ejemplo. prefiero solo asomar la cabeza en las redes sociales (facebook, google mas, youtube, etc) y recorrer un pasillo y salir digamos “para no perderme”.
    con esto logro mantener una opinion propia que me permite darme tiempo para buscar (si estoy en linea claro) exposiciones y opiniones tan interesantes como las de usted.

  6. Rotulowcost 01/03/2013 at 13:28 #

    Pienso que todo esto es provocado por el siguiente motivo, el numero de internautas que se conectan se ha multiplicado, todo el mundo accede a internet diariamente, a traves del pc, tablets,moviles… Lo que como has comentado incremente el numero de usuarios que visitan paginas, pero logicamente no multiplica el tiempo de permanencia en una pagina, que sigue siendo el mismo, a no ser que se cambie la estructura de la pagina, temas… En este momento, tambien esta creciendo de una forma exponencial el numero de paginas, lo que provoca una cantidad de informacion desmesurada online, de forma que, a no ser que los temas sean muy interesantes, te conviertes en uno mas dentro de este mundo. Ahora, es dificil, y mas adelante lo sera aun mas, destacar dentro del formato online, pero por supuesto, quien logre estar en primera linea, tendra su recompensa.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 03/10/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El artículo de hoy es muy simple. Es el reflejo de una sensación que lleva tiempo rondando mi cabeza y hoy ha tomado forma definitivamente. Algo así como aquella burbuja que todo el mundo vaticinaba que iba a estallar y al……

  2. Tous, marketing online de pega - 07/06/2013

    […] un mundo hiperconectado con sobredosis de información al alcance de un clic ya no es posible engañar a nadie, y no digo que TOUS lo haga, lo que digo […]

  3. Los 5 errores capitales del primerizo en Twitter... y Karembeu - 01/09/2014

    […] A. Simon, el exceso de información genera escasez de atención —por cierto, curiosamente en aquel artículo también se hablaba de Ashley Madison. ¿Estaré obsesionado con […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies